Producción audiovisual

En este apartado vamos a hablar de los diferentes tipos de producción audiovisual para hacer publicidad de una marca, un servicio o un producto.

La gran diferencia fundamental a la que nos enfrentamos es si la publicidad que queremos hacer está destinada a un medio como la televisión, o bien queremos hacer publicidad en redes sociales o en cines o pantallas digitales en la vía pública o similar.

Tipos de formatos de publicidad

Nuestras opciones son variadas pero la elección del canal es el primer paso. En este apartado nos centraremos más en Internet ya que consideramos la publicidad televisiva como un producto en decadencia, de alto coste y accesible solo a grandes marcas.

Cuando se trata de publicitar una marca, un producto o un servicio en Internet, lo primero es tener clara la estrategia ya que no es lo mismo hacer una publicidad destinada a dar a conocer algo nuevo, hacer una publicidad para que directamente compren un producto, o fidelizar al usuario.

Detrás de una publicidad, existe una gran planificación, una estrategia y un plan creativo.

Generalmente, hay que observar primero a la competencia, ver qué publicidad hace la empresa líder, qué estrategia y publicidad siguen los competidores, observar a las empresas referencia y a las empresas que están o pueden estar a nuestro mismo nivel.

De alguna manera lo que se busca es siempre la diferenciación y aquí es donde vamos a actuar.

La creatividad y la forma de producción audiovisual es clave a la hora de presentarnos. Puede marcar un éxito o un fracaso en una publicidad, por eso mismo, la técnica utilizada debe ser muy precisa, profesional y a la vez creativa, sorprendente, llamativa…

Actualmente existen varias maneras de hacer publicidad que se escapan del modelo tradicional televisivo. Estas formas de publicitar marcas o productos, pasan por hacer un examen del consumidor y detectar los canales por los cuales suele descubrir productos nuevos, hoy en día podemos encontrar canales como Youtube o Instagram que concentran grandes cuotas de audiencia. Aquí hacer publicidad es un trabajo más minucioso y sectorizado y podemos llegar a un gran número de usuarios interesados de forma económica.

Si nos centramos en hacer publicidad en Internet y nuestra marca es nueva, lo más importante es ser breves y justo en esa brevedad, sembrar esa necesidad de saber más. No hace falta explicar en gran detalle nuestros productos ni servicios, más bien hacer una gran demostración de lo mejor que tenemos y hacer una llamada a buscar más información en nuestra Web o tiendas.

Si queremos que compren nuestro producto o servicio, es necesario realizar una producción audiovisual, podemos acompañar los videos con botones de compra que dirigen a nuestras plataformas de e-commerce y en la publicidad podemos hacer un llamamiento con alguna oferta exclusiva o alguna promoción, esto siempre ayuda al usuario a querer investigar.

Si se trata de fidelidad, se puede hacer una publicidad focalizada en la experiencia, en los años de servicio, en objetivos conseguidos y la imagen utilizada debería ser de calidad, de carácter cinematográfico y mostrando el producto de forma integrada en la sociedad o mostrar una experiencia con el producto.

Es obvio que cada producto o cada servicio es diferente y la forma de hacer publicidad puede cambiar de uno a otro, las variables son infinitas pero la clave de una buena producción audiovisual para hacer publicidad, es la comunicación fluida con nuestros clientes, el análisis correcto de la situación actual y la situación ideal futura, la identificación de los objetivos para la campaña de publicidad y la determinación de la tonalidad y la técnica del vídeo.

A partir de aquí hay un gran trabajo por hacer.

En OptiludiK estaremos encantados de ayudarte en tu publicidad audiovisual para conseguir tus objetivos.