En este artículo, trataremos de enumerar los diferentes tipos de vídeos profesionales que están encarados a cubrir las necesidades de formación e información del usuario.

Debido a la tendencia cultural y tecnológica, la demanda de este tipo de productos, los vídeos formativos, ha crecido exponencialmente.

Todos podemos afirmar que cada día nos llega más información útil en forma de vídeo a través de las redes sociales (Facebook, Instagram, Youtube, Twitter, Pinterest, Google+) donde habitualmente entramos y nos relacionamos con el entorno, o bien para nuestro uso personal o bien en referencia a la búsqueda de servicios o productos que nos puedan interesar.

Google, uno de los buscadores más importantes del planeta, está paralelamente unido a Youtube donde cada vez más usuarios realizan búsquedas de información. El carácter audiovisual que tiene esta red nos ayuda a ver y comprender de forma rápida y amena cualquier información siendo cada vez más, el motor de búsqueda preferido de los usuarios.

El fenómeno “tutorial” se ha convertido en uno de los productos con más demanda de servicios audiovisuales debido a la gran eficacia de esta herramienta tecnológica que nos permite formar e informar a distancia, en cualquier lugar y en cualquier momento, ofreciendo información de calidad, práctica, útil y beneficiosa para el usuario.

Hace unos años comenzaron a aparecer por Youtube vídeos llamados “tutoriales”, que venían a facilitar cualquier tipo de demanda formativa, instalar un software, dar formato a un disco duro, resolver un problema con un videojuego…

Poco a poco ha ido creciendo y hoy en día encontramos verdaderos micro programas y micro canales con infinidad de tipos de contenido. Desde recetas de cocina de gran calidad, cursos de idiomas, cursos de ciencias, cursos de música, de fotografía, moda, etc…

Pero el fenómeno, va más allá, esta corriente de demanda creciente ha llevado a los empresarios y expertos en marketing, a darse cuenta que ofrecer vídeos formativos con información útil, ayuda no sólo al usuario a resolver sus problemas si no que directamente posiciona la marca como referente del sector.

A partir de aquí, surge la necesidad de ofrecer en cada vídeo, información útil para el usuario.

Aquí comienza la profesionalización de la formación digital.

Empresas de todos los sectores descubren que son capaces de generar un alto contenido audiovisual para poder ofrecer servicios de información al usuario de forma continuada en el tiempo.

El abaratamiento de los costes de difusión de estos canales de comunicación digitales, hace accesible el mercado a innumerables empresas que antes no podían costear campañas televisivas o en prensa escrita, por lo tanto, eliminamos una gran barrera de entrada al mercado para los competidores.

Esto hace que la presión ejercida obligue a los grandes a unirse a la corriente e invertir también en este tipo de nueva publicidad.

Universidades y escuelas de todo tipo, emplean ya estas técnicas de grabación de vídeo profesional, pero no sólo las empresas de formación, si no que cualquier empresa puede generar contenido, hostelería y turismo, moda y estética, automovilística, juguetería, electrónica de consumo, sanidad…

En OptiludiK hace tiempo que proporcionamos el servicio de grabación y edición de vídeos formativos y ya hemos realizado numerosos proyectos para generar cursos on-line para empresas de recursos humanos, tutoriales de técnicas para el bienestar y la salud, vídeos para divulgar conocimientos científicos y tecnológicos y seguimos día a día ayudando a diferentes marcas a formar e informar a sus trabajadores y a sus clientes.

Ahora vamos a enumerar los diferentes tipos de vídeos formativos y dar unas pinceladas de sus principales características.

 

MOOC (Massive Online Open Courses)

Estos vídeos son generalmente seminarios y cursos de universidades encarados a las nuevas tecnologías sobre todo, que pretenden expandir el conocimiento de forma gratuita y sin límite.

Este fenómeno ha ocasionado una gran revolución en el mundo de la educación y por ahora se sigue planteando y debatiendo el futuro de la enseñanza.

Nacieron con un carácter libre y gratuito pero muchas empresas y universidades privadas han creado sus propios cursos con igual éxito.

El contenido es amplio, organizado y se puede visionar en cualquier momento.

Google por ejemplo, ya cuenta con su propia plataforma llamada Google Actívate con la que se dirige a la formación orientada a las competencias digitales y cuenta con el apoyo de multitud de empresas y universidades de toda España.

 

WEBINARS

El webinar es la combinación entre “web” y “seminario”, generalmente son cursos online en los que los participantes pueden interactuar con el profesor utilizando diferentes periféricos. En la práctica estos eventos se suelen grabar de forma que el vídeo queda registrado para poder reutilizarlo.

Suelen ser de carácter más privado y se emplean en empresas para formar a sus trabajadores por ejemplo.

 

TUTORIALES

Todos conocemos el término y su significado pero a grandes rasgos diremos que un tutorial es un vídeo de carácter público, generalmente lo asociamos a Youtube pero otras redes como Vimeo también los contiene. Persigue el objetivo de ayudar al usuario a comprender mejor el funcionamiento de un producto, un servicio o una herramienta ya sea física o informática. Este vídeo puede tener duraciones varias, desde el minuto hasta varias horas. Son bastante extendidos en todo el mundo y hoy en día las empresas los utilizan de varias maneras. La forma más básica, sería la de mostrar el funcionamiento de algo, pero si lo elaboramos más, controlando factores como por ejemplo la popularidad de la persona con la que aprendemos, podemos conseguir grandes cuotas de visibilidad y llegar a conseguir un doble o triple efecto, a parte del efecto práctico, a la vez el efecto de posicionamiento y publicitario.

 

DIVULGATIVOS

Un vídeo divulgativo se podría clasificar como aquel que pretende dar a conocer un conocimiento de índole generalmente académico, tecnológico, científico, político… hay ciertos sectores que necesitan poner continuamente en común los nuevos conocimientos y avances para poder mejorar, por ejemplo, el sector de la salud, el sector judicial, el sector de la política… Divulgar conocimiento de forma masiva y gratuita de forma profesional, posiciona la marca como referente.

 

DE PRODUCTO o TEST

Este tipo de vídeo puede ser generalizado y dirigirse a un público amplio cuando se trata de un producto o servicio general de uso común, pero también se utiliza de forma comercial entre profesionales específicos de sectores muy concretos. Muchos productos que utilizan este tipo de vídeo, suelen ser productos para industrias de ingeniería, robótica, mecánica, textil, entre empresas que necesitan comprobar la usabilidad de un producto que necesitan comprar en grandes cantidades y se encuentra en un lugar lejano. Por ejemplo, en las ferias que se organizan a nivel mundial, muchas veces, el producto que se quiere vender, es tan grande y costoso de mover, que suele ser más rentable su filmación al detalle para poder mostrarlo en un vídeo muy técnico que facilita la función comercial.

 

INTERACTIVOS

Existen algunas producciones audiovisuales formativas como por ejemplo el vídeo multimedia interactivo. Este producto audiovisual de escasa demanda, conlleva un alto grado de preparación pero sus resultados son muy exitosos, por ejemplo, podemos hacer preguntas al usuario y en función de su respuesta comunicar una información y otra, también podemos ir evaluando los conocimientos adquiridos y extraer conclusiones.

 

UNBOXING

Este tipo de vídeo es muy característico entre los Youtubers, consiste en mostrar la apertura del producto como si recién se hubiera adquirido en tienda, de esta manera el usuario se puede hacer una idea de qué contiene el producto. La persona encargada de hacer el vídeo, explora el contenido y comenta cada impresión para hacernos una idea de las prestaciones. Es un fenómeno muy extendido y ayuda a acabar de convencer al usuario para realizar la compra.