A lo largo del día vemos mucho contenido en formato vídeo y, la mayoría de veces, lo hacemos a través de YouTube. De manera natural nos hemos acostumbrado a ver en vídeo lo que antes leíamos en un blog o web. Ya no leemos una receta, vemos el vídeo de cómo se hace. Ya no visitamos un piso, vemos un vídeo 360º de sus instalaciones. Y así, en todos los sectores. No hay nicho de mercado que pueda escapar a esta tendencia audiovisual. El vídeo se ha convertido en el formato favorito de los usuarios y cada día va a más.

Las estadísticas de YouTube lo confirman. Cada minuto que pasa se suben 48 horas de vídeo, y en un mes se produce más contenido en esta red que el que puedan producir las principales cadenas de televisión. Y lo más importante es que no solo se producen vídeos, también se consumen. Cada día se reproducen más de 3 millones de vídeos, posicionando a YouTube como el segundo buscador por excelencia, después de Google.

El vídeo marketing, tu herramienta de venta del futuro
Generar contenido audiovisual para captar la atención de nuestros clientes potenciales y así aumentar las ventas es una herramienta muy potente, la conocemos como vídeo marketing. Para poder desarrollar los vídeos que realmente funcionen para nuestro negocio debemos tener en cuenta varios factores.

• Lo primero es reconocer cual es la información que tu cliente potencial está buscando, qué es lo que les interesa y les vincula a tu marca y a partir de ahí, pensar qué videos podemos hacer para lograr nuestro objetivo.

• Por otro lado la calidad de la pieza audiovisual es clave. Un vídeo bien realizado, con la luz adecuada y con una historia detrás, no solo atraerá a los usuarios de la red aportará a tu negocio credibilidad y confianza.

• La originalidad del vídeo será un factor muy importante a la hora de que se visualice y se comparta. Es esencial crear una historia propia, única y personalizada para que la gente quiera verlo y compartirlo, ampliando así el número de usuarios que lo verán.

Si conseguimos compartir en YouTube piezas audiovisuales que respondan a estos tres criterios, sólo tendremos que compartirlo en nuestras redes sociales, subirlo a nuestra web o blog y darle toda la difusión posible; el contenido hará el resto.

Y ahora ¿Por dónde empiezo?
Crear tu propio canal de Youtube y subir tu primer vídeo te llevará tan solo 5 minutos. Como muchas otras redes sociales, abrir un perfil es muy sencillo. Los primeros pasos serán ponerle un nombre, una imagen de perfil, una breve descripción del tipo de contenido que vamos a compartir en él, y ya podrás empezar a subir tus vídeos.

Puedes consultar otros canales en YouTube para hacerte una idea de qué tipo de vídeos pueden interesar a tu cliente potencial. Existen canales de todo tipo de negocios: marcas de moda reconocidas, clínicas, tiendas de calzado, restaurantes, o asesores de marketing.

Como ves todos los negocios, grandes o pequeños, pueden darse a conocer a través de YouTube sólo necesitas el contenido audiovisual adecuado. Si no dispones de vídeos de calidad, puedes contar con nuestro equipo. Nosotros te asesoraremos en la creación y grabación de vídeos de calidad que representen a tu marca.

Aquí mostramos un ejemplo reciente: